Page d'archive 48

22 y 23 de enero de 1990

 Vengo de la calle con los periódicos del domingo y lunes. No haré ya nada más que leerlos hoy.

Me pregunto a que es debido esa proliferación en los coches de este país – creo que la cosa es general – de miles de adultos instalando toda suerte que peluches, muñecos, pegatinas, adhesivos y carteles. Es solo la necesidad de personalizar algo (el coche) que todos tienen uniformemente producido? Por que los muñecos colgantes o adhesivos a las ventanillas?

Carta muy afectuosa de los Van Batten que me ha llenado de ternura. Respuesta a la carta que en medio de la tragedia de este verano (la operación de Dedia) les escribo.

Creo que he entrado en un periodo de sobredosis periodística. Me cansas las continuas repeticiones sobre los mismos asuntos. Aunque la tensión sea máxima en el sur de la URSS (Azeries y Armenios) con la entrada del ejercito, creo que voy a descansar unos días de actualidad.

C. Viene a pasar unos días a Bruselas. Tenía miedo de decírselo a Christa que se siente celosa respecto a ella. Su reacción ha sido de lo más encantador y comprensivo aunque me había dicho hace tiempo que no quería que “esa” viniera a casa.

Recojo de Macaulay el siguiente texto: “Pero la experiencia de muchos siglos nos prueba que a menudo los hombres han estado dispuestos a batirse a muerte y a perseguir sin piedad por una religión de la que ni comprendía los dogmas e incluso, lo mas corriente, ellos no seguirán los preceptos”.

Todo condiciona en nuestra cultura para que creamos en la magia, en lo imposible, en la vida del más allá, en los hombres titanios, en los héroes de la guerra y de la cultura, en la ciencia salvadora. Todo tiende a convertir – a convertirnos – en máquinas productoras, en recordmans como en una borrachera social que las miserias y la normalidad de la vida diaria no oculte demasiado.

No son grandiosas “paridas” las obras de los grandes filósofos. Platón, Kant, Hegel Marx? Admiramos su trabajo, la tensión de su inteligencia, pero ?Cual ha sido su verdadero precio? La locura de los records, mi propia locura. A donde referir la consecución de esfuerzos tan desmedidos? Porque la sistemática ocultación de las fuentes?

21 de enero de 1990

 Tranquilidad, calma en casa. Me he levantado a los once y media, he comido-desayunado con Christa en la cocina y luego nos hemos sentado a hablar en el salón.

Ella me comenta los artículos que ha leído en “Die Zeit”, sobre economía en la DDR, sobre Noriega- USA, sobre libros.

Vamos a intentar tomar entradas para el “Cosí fan tutte” de Mozart en la Monnaie…. Todo transcurre con completa normalidad. Le cuento el tema del relato corto que escribo (Bruselas G-1) aunque no es seguro aún el titulo (no sé donde está este relato) . Mientras yo escribo en el diario ella lee ahora en la tumbona (la tengo todavía aunque David la quiere tener!! un día). Alemania parece obsesionada con el tema de la re-unificacion y por el deseo de reescribir con objetividad la historia del periodo hitleriano para alejar de una vez sus viejos fantasmas. De cuantos pequeños detalles insignificantes se compone el paso de las horas aplanadas, es decir, de los momentos. Fumo, ella también. A través del arco que  une los dos espacios de estar en esta casa veo los sillones negros, la biblioteca con los libros, la lampara de globo amarilla, el cuadro de cuero rojo…. todo dispuesto como siempre. La luz clara entra por las cuatro ventanas de esta doble habitación dando un aspecto irreproducible a este sitio. Estoy cómodo, con vaqueros y jersey, las piernas cruzadas en mi sillón de cuero negro, apoyado el cuaderno sobre la pierna izquierda que monta sobre la derecha (ligeramente húmedo el pelo) me duché al levantarme).

Pienso en mi aislamiento, a mi absoluta reclusión literaria solipsista fuera de los contactos del mundo. Escribo para un lector abstracto y lucho devotamente por instaurar mi punto de vista con toda la humilde pretenciosidad de hacer algo grande. Lo común no me interesa. Paso de construir con pequeños publicaciones mi obra de un modo ortodoxo porque soy así, tengo que hacerlo así.

El día esta entre claros y nubes. Un coche pasa de cuando en cuando por la calle y también de cuando en cuando se oyen conversaciones y ruidos de puertas que se abren o cierran en los coches aparcados.

Christa termina “Die Zeit” de cuclillas sobre la alfombra. No sabemos si encontraremos entradas en la Monnaie pero vamos a intentarlo. Si no, iremos al cine.

Al final nos hemos ido a ver la exposición Wittgenstein y los conceptuales Duchamp, Man Ray, Kosuth, On Kavara. Una exposición abundante de nombres pero excesiva en el Beaux Arts.

Mitificado el nombre de Wittgenstein un vitrinas de recorrido largo con textos y fotos profusas de esas que agota a cualquiera, sin un catalogo para con posteridad, tranquilamente en casa, revisar y leer los textos.

16/17 de enero de 1990

Sigo pensando que Robespierre es un enigma a pesar de que Michelet teje una gran caracterización suyo en torno a la caída de Hebert y sobre todo a la de Danton, Camille Deomoulins, Fabre, Cloetz etc. Robespierre quería ser el dictador moral de la revolución, una especia de papa de los nuevos tiempos? No se, en realidad este hombre extraño está tan cerca de la locura, de la miseria, del fanatismo, de la ternura que resulta casi metafísico. Un acoplamiento imperfecto de su figura al momento francés que nos lo hace sistemáticamente disonante, extravagante inutil dentro de su necesidad.

Cuanto dura la fraternidad revolucionaria? Lo que duran los besos y los abrazos en la calle. Después, cada uno en su hogar, trama en su beneficio.

Toda la palabrería inicial de amor, de fraternidad, de puro ella patriótico que Michelet nos pone al principio de su obra, son cenizas al final, intereses, compadreos, obscuros enriquecimientos, delaciones, mentiras trampas para medrar.

Ahora vienen muchas citaciones, los puedo meter conforme a los deseos!

Una cosa sorprendente en su claridad: Jamás se acusa a nadie – históricamente hablando – por actos de maldad, traición concretos sino por lo que el momento deplora y rechaza como bajeza.

Habla José Ferrater Mora de lo que está ocurriendo en la Europa Oriental (El País 16.01.90) y me parece estar escuchando una voz de otro siglo.

Los últimos capítulos con la ascensión máxima y caída de Robespierre, realmente notables.

Hay tantas cosas, tantos conceptos que barrunto, intuyo, acaricio en sueños sin que acabe por darles forma palpable que me causa miedo mi estupidez.

Desde hace un par de días, ni siquiera intento escribir una palabra en “El Mito” no me veo con fuerzas, prefiero recargar las baterías. Hace casi calor esta noche. No me es posible dormir, además estoy dándole vueltas a un relato corto que voy a intentar poner en marcha esta noche (madrugada). (Lo tengo!)

Antes de acostarse Christa me ha contado una historia de H. Bohl (no tengo ni la menor idea a quien se refiere – alguien lo sabe?? – pero me acuerdo de la historia de las navidades) recién leía que según me la iba relatando con todo tipo de pormenores – como ella suele hacer – la iba yo reconociendo como conocida. Es al historia de esa patética familia obligada a celebrar a dirario por la abuela la navidad. Pues bien, he leído bastantes cosas de Bohl y me doy cuenta de que apenas recuerdo nada, apenas los aromas que destila su obra. Esto me pasa con casi toda la novela. Debo preocuparme?

15 de enero de 1990

Esta mañana he visto una expo de James Ensor (con June y Angel y JN) que nos encantó. También hubiera gustado mucho a algunos de vosotros – sobre todo a Gerardo! 

Me enferma el nacionalismo con el que me levanto esta mañana. Me enferma ver que Aseries y Armenios que Búlgaros y Turcos-búlgaros que Serbios y Albaneses ….. prefieren verse muertos antes que intentar convivir, antes que intentar conocerse, respetarse y aunar sus fuerzas.

Un historiador grande como Michelet se ve arrastrado por lo francés cuando habla de Tournay o Lieja “islas francesas” rodeadas de m. flamencos conservando el extraordinario espíritu francés.

Es la última entelequia que se abandona por la que se muere cuando ya no quedan otras más amplias – El “prefiero indignarme antes que comprender” de B. frente a los alemanes de la primera Guerra Mundial – es la expresión de este nacionalismo desvergonzado que no ve la salvación sino en la exclusión.

El segundo tomo de la Revolución Francesa decae mucho respecto al primero. Lo veo forzado, justificativo. Pasados ya los días del puro entusiasmo popular que es lo que inflama a Michelet. En la “ suite” sangrante de la revolución no sabe qué partido tomar aparte del sentirse patriota. Está como desubicado, inquieto, cambiando continuamente sus puntos de vista sobre los personajes principales, deseoso de encontrar en ellos la pureza prístina de los comienzos cuando se trataba de abrir el pueblo al nuevo mundo de la justicia social, de enterrar la alucinación y el obscurantismo.

En esta continuación ya no hay pasión mientras contempla cómo los revolucionarios p. 477 “Cubrían tanto como podían bajo la violencia de las palabras la disminución de la fe, la tibieza interior.”

Sobran aquí más de la mitad de las páginas. Esas calificaciones de hechos y personajes que se encadenan hasta casi el infinito intentando conmovernos, buscando esa frase ingeniosa de aspecto y absoluto que al final es lo único que retiene el lector al cerrar el libro tras el punto y final..

Siempre me ha sorprendido ese ?reflejo puritano? que tienen la mayoría de los hombres en el urinario publico, de lavarse las manos después y no el revés – como suelo yo hacer – dando por supuesto que llevas los gérmenes de la calle en las manos y no en el sexo. Supongo que será un reflejo introducido en el niño por la madre para darle la sensación de suciedad, de … (el resto está borrado y escrito por encima – no lo puedo leer).

12/13 de enero de 1990

 Sigo un tanto perdido. Me acerco a la biblioteca sin demasiadas ganas. Día frío y completamente despejado. Vulgaridad dominante en el autobús. Pienso en cómo se deteriora, como se prostituye una sociedad desde abajo arriba en los menores detalles, en el hecho pícaro de no pagar el autobús, de aceptar pequeños favores especiales de otros y no mantenerse en las posibilidades generales de todos. Puede cambiarse el mundo. Mierda de documentos inútiles, llenos de estupidez que hay que tragarse para encontrar una frase inteligente, o cuando menos una información interesante. Me paso todo el día en la biblioteca para tener al final un par de frases utilizables. W. Churchill, entre los documentes que he leído hoy de lo mejor. Un lógico. Aunque no he encontrado en el nada que me sirva. Muy interesante para entender la mentalidad inglesa.

 

Sabado 13 de enero – Amiens

La incertidumbre con respecto a la URSS y a los países del este se acrecienta conforme pasan los días. Nada parece que esté estable allí. La URSS arrodillándose ante Lituania para que no sigan pidiendo secesión. Rumanía poniendo “fuere de la ley” los comunistas etc. Todo parece indicar que Occidente terminará por verse afectada en esta crisis (ayer bajaron todas las bolsas) y Kohl pedía por televisión a la RDA que la gente se mantuviera allí sin intentar entrar / quedarse en la RFA. Es demasiado bonito pensar que con la caída comunista todo estaba ya arreglado?

Es como una ola de impaciencia, de “malestar en la cultura”, de comezón la que obliga a los hombres a aferrarse a dos nacionalismos, a esperanzas tan ficticias como las otras pero ahora parciales. Una marejada contagiosa cuyo final es imprevisible.

Por fin he visitado la catedral de Amiens por dentro. Fastuosa nave central de alrededor de 42 metro de altura. Tan distinta a los grandes catedrales españolas como Toledo o Sevilla que parecen de otro mundo. Exentes y vaciás por dentro tras el vendaval de la Revolución Francesa. Esta conserva la sillería del coro sin romper, como es habitual en Francia, la perspectiva de la nave central. Poderosa también por fuera y extrañamente concentrada en si misma, si que los rudimentos de torres, desiguales sobresalgan apenas de su masa lateral. Apasionado el sacristán no abrió el recinto del coro diciéndonos que aquello era la décima maravilla del mundo – como ocurro en casi todos los monumentos. Un grupo de niñas a la salida nos escucharon hablar muy atentas – viéndonos extranjeros – y una de ella nos dijo. Españoles! Sonrieron todas esforzándose por encontrar el saludo en español que nos convenía, y al no encontrarlos exclamó: Hello! Muy francesas.

El museo de Picardia muy cuidado, exquisito aunque pequeño , sus riquezas perfectamente dispuestas. Un buen retrato del Greco y un par de soberbios Riberas.

 

Decorado todo el edificio con pinturas frías de P. de Chavannes en el interior. Un bonito paisaje de Corot y preciosas también las tablas de la catedral en “renacimiento francés” con escenas en torno a Francisco I y paisajes al fondo.

Hacía un día estupendo y cuando salimos por fin del museo la luz que caía sobre la catedral desde lejos la hacía parecer un gigantesco animal encogido sobre si mismo.

Siempre estoy cabeceando entre la insaciable búsqueda del nuevo punto de vista y la pereza. Cada vez que encuentro un punto de vista por pequeño que sea, si consigo ver la catedral de Amiens desde una torre personal de cien metros dispuesta en medio de la plaza principal, tengo una herramienta intransferible, mágica de ser expuesta a los otros que seguirán viéndola desde la plaza principal. Ahora bien, montar la torre allí mismo es mucho trabajo, me agarroto y prefiero dejarlo para más adelante. Me basta en saber que ese utópico y superior punto de vista existe.

6 de enero 1990

 

“Histoire de la Révolucion francaise” Michelet. Paris 1979

Vengo de terminar ahora mismo el primero de los tomos sobre la R.F. que he preferido comentar al fin para no prodigar los comentarios a lo largo del diario, para conservarlos juntos. Pierdo así la espontaneidad de las ideas que me han ido surgiendo, pero es preferido hacerlo en frió.

El libro sin ninguna duda, a pesar de lo desmedido, resulta una lectura impresionante, casi abismal. Una concepción grandiosa de Francia, sentimental. Tras un primer momento de elan puro popular noble, generoso, la revolución y los revolucionarios están tomados por un trafico de intereses subterráneo que me parecen siniestros. Muy bien la visión de lucha entre la justicia y el cristianismo. La revolución como heredera a la vez que antagonista del mundo cristiano feudal.

Los retratos de personajes muy del XIX, utópicos como esculturas de piedra que se unen (??) a base de grandes palabras, pero incapaces de vivir. No ve que aun frenaba  la revolución en cuanto paso histórico necesario, hubiera llegado de todas maneras por cualquier otro camino. El bien y el mal son contenidos en la Rev.

Sigue el tema del mito: me encanta pero todavía no sé como tratarlo:

Es curioso que aunque “Die Zeit” (semanal alemán) critica fuertemente a los americanos en lo de Panamá a la hora de las votaciones en la ONO, España es la única que vota contra USA y la intervención del Mercado Común. Gran Bretaña apoya a USA claramente, los demás se abstienen. Miedo al imperio, interés? Penoso desprecio a los convenios internacionales.

Paseo por el centro de dos horas. Sucia hasta lo increíble Bruselas como no lo es ni Madrid. Son muchas ciudades distintas las que se pueden ver aquí. Más allá del Botanique. Por la Rue Royal se desemboca en la Basilique que forma parte de un barrio en el que te sientes como en el corazón de Turquía, abandonadas por la municipalidad las casas están en lamentable estado de abandono, sucias las calles, mal iluminadas.

Sobre las Drogas

El noventa por ciento de lo que se habla de las drogas es sobre el tema de los traficantes de los camellos y sólo el 10% se deja para el verdadero problema. Porqué hay drogadictos en nuestras sociedades? No son las drogas las que hacen a los drogadictos sino las sociedades. Y la nuestra es una sociedad toda de drogadicción, de dependencia. El alcohol, el tabaco, el dinero, el trabajo. El hombre es un ser dependiente en sí. Podemos detectar esta dependencia hasta en los menores gestos de la familia modelo burguesa. Dependencia de la limpieza, de la comida, de la televisión. Todo nos hace dependientes. Vamos cinco días seguidos al cine y tenemos una especia de “mono” el sexto en que no vamos.

Mientras no se estudien estos problemas de dependencia general, mientras no tengamos estadísticas fiables de los enganchados en la droga, de sus necesidades etc. no sabremos lo que esto significa.

No existe otro medio que la legalización. Por cada camello que coja la policía, aparecerán dos más para sustituirle porque es la demanda la que tira de su destino.

1990

 

Recuerdo ahora – no sé porqué – aquel padre Emilio del Colegio de los SSCC (Sagrados Corazones), un fascista de la peor especie al que sólo ahora percibo como tal pues entonces, a los doce años, ni siquiera sabía que cosa podía ser fascista.

Una mañana, en clase de ciencias naturales nos contó parsimoniosamente, haciendo silvas en grasa las eses, que el fin del mundo vendría cuando los judíos llegaran a tener una patria. No nos dijo que ya la tenían, ni nos explicó qué eran en la actualidad ”los judíos” que nosotros veíamos como seres de leyenda desaparecidos con la época de Cristo.

Recuerdo que tratando de evitar ese « Fin del Mundo » que nos pintó con los peores colores de sangre y fuego, yo pensé que la solución era fácil, que todas las naciones en asamblea, deberían impedir la formación de tal Estado judío, y así el apocalipsis no tendría lugar. Lamentable maestro.

Bush es apoyado por todo su pueblo sin dudas ante una fragante violación del derecho de las naciones. Los franceses harían lo mismo si se tratara de celebrar el fácil éxito de su ejercito en cualquier punto del globo, aunque fuera injusto.

3 de enero 1990

Christa, según avanza en el conocimiento de la historia, se siente mas inestable mas turbada por la reciente historia de Alemania. Hay cosas – me decía anoche – de las que sólo puedes darte cuenta como alemana, fuera de Alemania (…) Aprecia también hasta que punto el conocimiento y la consciencia pueden ser dolorosos, mucho más que la tranquila ignorancia.

Depresión ante el texto que escribo. Voy a dormir un poco a media mañana. Mala señal cuando esto sucede…

A veces mi timidez es tal que por no haber comprado el martes el periódico en mi librero (lo compré el lunes en le centro)  (en nuestro barrio se podía comprar el periodico solamento el día siguiente pero en el centro ya el mismo día por la tarde) no me atrevo a pasar por ahí durante una semana o más y tengo que buscarlo en otro sitio mucho más lejos.

Noche de insomnio. Me levanto para ver si escribo algo –  lleno de tensiones, de voces interiores, de vagos deseos irrepresentables.

La ciudad duerme y quizá en este momento salen a ocupar sus calles, sus plazas seres subterráneos de espantosa forma, de costumbres inefables que desconocemos porque jamas se han cruzado con nosotros.

Son las cuatro y media. Voy a dormir más relajado ya, aunque no he escrito mucho.

2 de enereo 2010 – comentario de Guillermo Lledó

Commentaire:


Muy interesante el diario de Emanuel. Siempre muy atento a lo que en cada momento nos afectaba como personas. Sus opiniones y comentarios sobre politica, sociedad o cultura, siempre bien informados, resultan estimulantes y valiosos.

Y está muy bien escrito. Resulta muy atractiva esa forma de decir las cosas propia de los diarios que consiste (supongo) en condensar en unas frases muy breves las ideas que te vienen a la cabeza, de forma que estas se vuelven muy ricas de resonancias y evocaciones. Claro está, cuando la escritura es buena y las palabras acertadas, como en este caso.

Siempre me produjo cierta pena la indiferencia de Emanuel por publicar. Y que nunca acabara nada, enrredado en el laberinto de una narración (novela) que crecia en red, multiplicando sus conexiones de forma parecida a como ocurre en la misma vida.

Pero eso tambien es admirable. Emanuel era un escritor puro, que entendia la literatura como medio de indagación personal, sin pensar en las consecuencias que no fueran las interiores propias… y las que podia producir en su pequeño circulo de amigos íntimos.

Desde luego, no era ajeno a esa actitud algunas formas mezcladas en diverso grado de timidez, cierto egoismo y una educación de clase ligada a la tradición de los hidalgos españoles, inutiles par la vida práctica y la competencia social.

Pero sea como fuere, su actitud y obra merecen todo mi reconocimiento y me alegra haberla podido compartir tantas veces con él, y ahora con este blog que tenemos gracias a Christa.

comidaguille.jpg  comida en casa de Giullermo y Marga (muchas veces)

Además de por el blog, estos días me he acordado mucho de Emanuel leyendo, y disfrutando muchisimo, un par de libros de Enrique Vila-Matas, que mezclando realidad y ficción, en una especie de novelas-ensayo, trata de escritores que dejan drasticamente de escribir despues de tener exito, que no quieren ser conocidos y pasar desarpecibidos, diluirse en el anonimato y la inanicción  o bien escribir para si mismos. Y, aunque dicho así, Enmanuel no encajaria completamenteen en ninguna de estas categorias, he podido reconocer algunos de los rasgos de su actitud vital y creativa en varios de los autores que VM cita y admira, como Kafka, Salinger, Rulfo y, sobre todo, Wasler. Y todo ello, por autenticidad, honestidad creativa  desprecio del exito.

Para acabar este comentario, quiero destacar algunas frases leidas en el diario de Emanuel que me han interesado y, creo, pueden tener que ver con lo anterior:

(14-12-89) Ayer me sentía vagamente mal y no alcancé a confesármelo claramente. Para que, para quien sirve el esfuerzo de mis escritos. Del optimismo a la depresión, a la sensación de que no acabo de expresar lo que quiero ni con la fuerza que quiero leyendo como estoy ahora la espoleante « Historia de la Revolución Francesa » de Michelet me siento tan pequeño, tan parcial en mis escritos, tan aislado de los verdaderos intereses del mundo . Pero hay que seguir adelante para llegar a comprobar si también en lo pequeño esta lo grande. Una casi pagina diaria es muy poco pero me es imposible evadirme de la sensación de que si avanzo más deprisa, terminaré fuera del mejor equilibrio de pensamiento.

(14-12-89) Una ignota pulsión me mueve a escribir, otra aún mas desconocida me invita cada día a frenarme, a acompasar siempre mis ideas, con el momento en que estas están plenamente ordenadas dentro de mi.

(12-12-89) Quisiera hacer de este diario el más interesante el más sincero testimonio de un ser pensante de sus angustias y alegrías, de su pensamiento y lecturas. Lo mas alegado posible de la retorica y del autobombo, de trampas y correcciones para dar buena imagen. No es nada fácil. La agudeza de un punto de vista no es la misma cosa que la agudeza de su expresión.

(12-12-89) Quiero sobrevivir, desde luego, en la memoria de las gentes, pero quiero mucho más estar de acuerdo conmigo mismo, ser libre en mis decisiones y pensamiento, así como encontrar los registros de contacto de mi alma con la de los otros. Y no es nada fácil.

(8-12-89) Me doy cuenta que mi forma de escribir se podría representar con la imagen del « círculos de aproximación ». Puesto que la Verdad es imposible llegar a conocerla, hemos de acercarnos a ella mediante estos círculos u olas de aproximación que instauren un camino de buen conocimiento. Me planteo un tema, lo analizo desde un punto de vista para luego volver a hacerlo desde otros instalados a partir de la información que tengo. No deben haber ideas previas sino generales.
(5-12-89) Tengo desde ayer unas irresistibles ganas de revisar mis viejos « idearios » de enfrentarme de una vez por todas con mi yo posado con todas las limitaciones, ridiculeces y absurdos que pueda encontrarme. Por que no re-copiar estos viejos papeles en limpio, en nuevos cuadernos, comentando incluso con otro color de pluma mis ideas pasadas? Un trabajo largo y pesado en muchas ocasiones pero seguro que fructífero. Me da miedo y siento curiosidad a la vez.

(3-12-89) Muy critico, muy decepcionado conmigo hoy después de un día de trabajo nulo – nauseas interiores, deseos de desaparición de este perro mundo.

(22-12-89) Cuando alguien me pregunta qué cosa estoy haciendo, qué escribo, casi siempre tengo dificultades de explicar en pocas palabras de qué se trata mi trabajo. No es literatura pero tampoco literalmente filosofía, se trata más bien de intentar comprender el mundo de acuerdo con mi propia visión. Acompasar lo que veo y siento con lo que creo que es.

Los libros aludidos de Enrique Vila Matas son:

« Bartleby y compañia », Anagrama, Basrcelona, 2000.
« Doctor Pasavento » Anagrama, Barcelona, 2005.

28 de diciembre 1989

  

Baja un poco la tensión internacional con la solución tácita y provisoria de las crisis de Rumanía y Panamá, si bien tanto en uno como en otro hemisferio (Sudamericana y Países Comunistas) la situación revolucionaria mucho de haberse estabilizado.

Día grisáceo y neblinoso en perfecta consonancia con mi estado personal.

Anoche me telefoneó Francisco desde Miami, quiere venir a pasar una semana con nosotros aquí en Bruselas. Es un placer tener conmigo a mi hermano. Discutir sus puntos “americanos” de vista.

Me sorprendo pensando en términos de días “fastos” o “nefastos” hechos tan nimios como el de ir a cortarse el pelo. Soy más supersticioso de lo que pensaba? Hasta que punto nos impregna la ancestral manera supersticiosa?

A pesar de mi radical rechazo de las tesis de Platón, estoy de acuerdo con el en una cosa: la importancia de la educación de los niños.

“La barbarie no tiene excusa ni siquiera cometida en el nombre de maravillosos ideales” escribe en “Le Monde” Tudor Eliad, 28 Déc. 89. Esta es una de las primeras reglas de humanidad que deben ser contempladas siempre y más a la vista de los acontecimientos de Rumanía.

La cifra de muertos lanzada como imperdonable intoxicación de 60 000 incluso por una buena causa no era de ninguna manera creíble ni admisible que se propagase; siempre la propaganda! Parece que las cifras reales con de 766. Terrible en cualquier caso pero un tanto diferentes.

Viene un largo párrafo sobre el mito que prefiero publicar más tarde.

26 de diciembre 1989

El 25 de diciembre he « eliminado » por error.  Pero en caso de interés – lo tengo todavia.)

 

No se puede olvidar nunca que las artes, siempre cuestión de la clase alta, exageran los problemas de la bohemia, de las necesidades inmediatas de la intelectualidad y los artistas en determinados periodos. Excepciones hay, claro, pero sólo para confirmar la regla.

Leo, distraidamente por ahora, « El largo viaje » de Jorge Semprun. 

Tiene la historia de Semprún el vigor de lo vivido, y una frase que por imaginable no deja de ser lapidaria (p.71) “ En realidad no eran (precisos) estos campos (de concentración) para saber que el hombre es el ser capaz de lo mejor y de lo peor. Esta constatación? Llega a ser desoladora por lo banal”.

22 de diciembre 1989

Cenamos hoy en casa de Fred y Edith para celebrar el cumpleaños de ella. Tengo pocas ganas de ver gente, pero iré.Cuando alguien me pregunta qué cosa estoy haciendo, qué escribo, casi siempre tengo dificultades de explicar en pocas palabras de qué se trata mi trabajo. No es literatura pero tampoco literalmente filosofía, se trata más bien de intentar comprender el mundo de acuerdo con mi propia visión. Acompasar lo que veo y siento con lo que creo que es.

Y cayó Ceaucescu al fin, mientras las Yanquis se felicitan de su decisión en Panamá (el 80% de los entrevistados en un sondeo) según “le Monde”. Pero ni siquiera a él la muerte debe serle deseada.

Que cumple (C.) en prisión, con toda su iluminada familia, el destino que se merezcan todos aquellos que en la historia se llegan a ver como seres especiales, imprescindibles.

Tres o cuatro horas antes de asistir a una cena ya no soy capaz de escribir, ni leer, ni siquiera pensar.

El Imperio

 Me despierto por la mañana con la “crisis de Panamá” – por llamarla de alguna manera – un millón de dolares, como en el Far West, ofrecen por la captura del presidente de un país soberano y viva la democracia.He aquí el “fin de la historia” del que habla Fujiyama. La esperanza de los últimos meses con la URSS en “bon enfant ». Frente a todo tipo de crisis y con los USA sin entender nada con la postura imperial de siempre.

Nos han mostrado al General Noriega – que ellos apoyaron en un principio – como un dictator, como un bandido traficante de drogas, un problema que los proprios USA tratan de resolver en cualquier parte menos en casa – que es donde nunca lo resolverán – Y si los militares soviéticos comienzan a intervenir ahora para soldar los fragmentos de un imperio, de una unidad que se desvanece en la URSS?

Que poco tiempo duran las utopías! La posibilidad de que las naciones resuelvan sus problemas en una mesa, hablando de todo y durante el tiempo que sea necesario.

Como se puede fiar ahora la Unión Soviética y permitir que el Parlamento de Lituania declare su partido comunista independiente del soviético, o que Alemania Oriental salga del Pacto de Varsovia para soldarse a la Alemania del Oeste?

Inglaterra se precipita a dar su aprobación al Gran Vaquero como buena madre, los latinos a rechinar los dientes en grandes círculos desde los vecinos amenazados a su vez como Nicaragua, hasta España que habrá de ser cauta (los dolares mandan) en su respuesta.

Parecía que la tentación de la fuerza, en estos últimos tiempos había pasado. Ahora vemos que esto ha sucedido en la URSS que, naturalmente, no es el imperio, sino un grand país que a duras penas, exprimiendo su población, venía poniendo cara de serlo. Que asco!

Sobre el tema de Panamá: vergüenza. Las mismas razones de todos los imperios a lo largo de la historia. El pequeño Panamá habría así ofendido al Gigante USA repetidamente y éste, para establecer su honor, habría atacado masivamente. [….]

Y el colmo, que Washington cubriendo su propia masacre en Panamá, tenga aun cara para reprender el horror de Timisoara, instando a sus aliados a “forzar a ese gobierno a respetar los derechos del hombre”. Indigna hipocresía la americana por no decir británica con la reciente vergüenza de los “boat people” vietnamitas expulsados de Hongkong. Mientras tanto y para más “business is business” se abren las espitas con China a pesar de todas la infamias de Tiennamen, aprobando ventas y créditos en diplomacia secreta “de reptil” muy el estilo CIA de Bush.

20/21 de diciembre 1989

Parece que no son 300 sino 2000 los muertos en Rumanía cuenta esta mañana la BBC. La impotencia frente a hechos así es doblemente negativa. Pensando en la población actual y más ampliamente, en la cultura del héroe que permite que alguien se vea a sí mismo como imprescindible. Pero ni santos ni sabios.No tengo palabras tampoco para rechazar la política americana en Centroamérica: es injustificable su manera de pisar a los pequeños dictadores, su manera de ignorar a estos países que lo son a pesar de su pequeñez (parece que los tanques americanos han entrado en la zona panamericana para cazar a Noriega en su cuartel general). Como conciliar el profundo rechazo a los dictadores con el aún mas profundo rechazo a la intervención americana? Difícil decisión que pasaría por una general revisión de la política americana frente a esos países que ellos explotan junto con minorías impresentables que caciques. Mundo de brutos que  no saben controlar su estado de ventaja.

Leo con profundo interés la apasionada y vibrante historia de la Revolución Francesa de Michelet (comentario mio: os recuerdo el comentario de él sobre este regalo mío que – como siempre – equivocado!!) y siento mientras lo hago, que esto y faltando a las reglas elementales de la concentración en un tema. Me distrae del mito y del universo de la Primera Guerra Mundial …. pero es superior a mis fuerzas. (segundo comentario: el trabajo sobre el mito era fascinante, hasta yo ayudé en la biblioteca de Bruselas de traducir cosas del alemán o ingles – pero no encuentro estos escritos) .

Me gustaría poder responder a cuestiones como ésta: Dónde ponen sus huevos las gaviotas de Bruselas que veo volar en bandadas desde mi ventana y que se reúnen en el verde de ciertas plazas por toda la ciudad? De qué se alimentan estas aves en el centro de la ciudad?

Una obra es una justificación “in extenso” de un punto de vista previo. Me plan diario a lo largo de esta segunda temporada en Bruselas: (AUTORETRATO?)

Me levanto todos los días a las siete de la mañana, desayuno con Christa, café, tostadas con mantequilla y mermelada, jamón y queso a veces. También un sumo de naranjas.

Me siento en la sala a leer mientras se termine de vestir C. para ir al trabajo, Leo entonces o bien lo que me queda de los periódicos del día anterior o bien libros que no tengan demasiada relación con mi trabajo principal: alguna novela o las más de las veces, historia.

Despido a C. y me quedo aún leyendo hasta las nueve – a veces hasta las diez – y paso a mi estudio. Escribo o lo intento hasta las doce y media o una, en que como algo. Una pizca de pan con algo de jamón y queso. Mínimo. Un poco de arroz con leche y un café con cuatro galletas. Enseguida vuelvo al despacho para trabajar hasta las tres – o menos si estoy distraído y más si concentrado.

Compro los periódicos y hago algo de compras si es necesaria (según la lista que anoto en la cocina mientras como). Leo hasta las cinco, más o menos la prensa que completo con Platón o cualquier otro autor hasta que llega Christa a esto de las seis menos cuarto.

Cenamos entonces juntos y charlamos mientras ella cocina – o me voy a leer un rato si aun no he terminado los periódicos, o si mi ánimo no es muy bueno (lo que ocurre a menudo). Solemos cenar: Verduras, pescado, pollo, espagueti etc. en preparaciones y mixturas y nuestro estilo, con vino en inverno y cerveza (yo nunca) en verano. Bastante fruta de poste y café.

Nos sentamos luego juntos en la sala y leemos, charlamos, paseamos un rato, vamos al cine e vemos a alguien según los días.

Salvo en días de cena en casa de amigos o en nuestra casa con invitados (un par de veces al mes). Nos acostamos siempre entre diez y media y once, después de la abluciones requeridas.

No tenemos más que un muy restringido circulo de amigos pero no me importa. Me gusta así. Jamás durante el día suena el teléfono y no llegan cartas tampoco. Muy de tiempo en tiempo echo de menos la presencia a mi lado o por carta siquiera de un buen interlocutor. Pero no sintiéndome nadie, ni literariamente realizado, espero ese momento para iniciar contactos útiles. Hacerlo antes sería un esfuerzo para mi y un refuerzo inútil de ajenos “egos”.

Me gusta, después de expresar mis ideas sobre todas las cosas leer, leer de temas tan diversos como historia, arte, viajes, ciencia , economía, política etc. Puedo leer sin fatiga excesiva durante días en jornadas de diez o doce horas. Para ello, desde poco antes de venir a Bruselas, uso gafas de vista cansada (como se decía antes). Como poco, aunque me gustan las exquisiteces sin excepción. Ninguna de las reglas al uso que no me dicte mi sentido común sigue en cuestiones alimenticias.

Fumo tres o cuatro “puros” diarios incluso cuando estoy acatarrado o con gripe y tos.

Soy perezoso hasta la caricatura en todo lo físico.

En definitiva, no sé que demonio (..) me ha movido a escribir todo esto.

 

No soy un loco de los viajes, aunque me guste hacerlos para entender la vieja estructura de las ciudades, para sentir en las viejas catedrales, plazas, palacios y callejuelas, en palabras de Romain Rolland “la respuesta del hombre al misterio de la existencia”. Me encanta mirar y escrutar la arquitectura vieja más que la nueva, aunque me interesa también esta. Sobre todos los deportes – que desprecio en general – me apasiona la caza submarina,

 peces.jpg Foto con Cesar (Playa de los Genoveses – creo  en San José) hecha por Paquita 

peces2.jpg Fotos muy viejas (con Francisco y los niños)

 

el silencio y aislamiento en el mar perseguir y dar caza a lo seres extraños y atractivos de ese medio y que mis amigos goces de su carne – que no yo – pues apenas me gusta comer los peces que saco del mar. Estoy seguro de mi estrella aunque casi siempre vivo en la desesperación de encontrarla, pero estoy muy inseguro de que los demás la vean sobre mi con la certidumbre con que yo la presiento.

Vivo de sueños, soy algo tacaño, o mejor cuidadoso aunque no tengo ninguna madurez económica y desprecio y valoro el dinero al mismo tiempo sin que esta contradicción me parezca un imposible.

noche vieja 1995

Si todavia os falta una idea para el menu, voilà!

Nuestra cena de noche vieja en Ginebra con June y Angel. A ver si os gusta.

Ultima pagina del cuaderno de 1995 (Ginebra)

 

15 de diciembre 1989

“Desconfío de todas las profecías que anuncian el final” – dice Milan Simeka en el Pais del 14.12.1989. Más adelante, afirma el papel de los intelectuales en Checoslovaquia desde 1968: El silencio activo “de la impotencia hicieron una fuente de poder, con la simple negativa a ofrecer su apoyo moral e intelectual llevaron a un poder carente de todo espíritu hasta el borde de su descomposición interna”.

Naturalmente su sentimiento general es optimista y alegado de toda sensación de final.

Que un Vaclac Havel pueda llegar a ser presidente es mucho! Como no sentirse optimista ante una posibilidad así?

Lo que no dice Sineka es que a pesar del momento que el vive, el camino se estrecha. De las múltiples salidas políticas y económicas de las sociedades, de los países van quedando más bien pocas o mejor mas bien una sola, la  liberal. Que pasará cuando esta entre en crisis? Cuando se vea sacudida por un grave problema de demanda o de oferta?A qué sistema acudirán entonces ideologos intelectuales y políticos?

cine: Ridícula, sentimental y absurda la película que vimos anoche “noces blanches”. El profesor intelectual que se enamora de una chica de 17 años con 50 años a sus a sus espaldas. El tema está bien, pero para ser llevado con la máxima sutileza.

Preciosa, apetecible la chavala … pero inverosímil. Frases altisonantes de un romanticismo un poco el estilo de la chanson francais. De vuelta a casa Christa me preguntaba si ese había sido mi caso con la francesita de este verano pasado en Madrid ….

Presentía yo (…) interiormente una mezcla rara de sensaciones: el precipicio de la creación y la vorágine insaciable del erotismo, del amor nunca calmado del todo en la realidad, como tampoco se calma nunca la creación.

 

14 de diciembre 1989

Ayer me sentía vagamente mal y no alcancé a confesármelo claramente. Para que, para quien sirve el esfuerzo de mis escritos. Del optimismo a la depresión, a la sensación de que no acabo de expresar lo que quiero ni con la fuerza que quiero leyendo como estoy ahora la espoleante “Historia de la Revolución Francesa” de Michelet me siento tan pequeño, tan parcial en mis escritos, tan aislado de los verdaderos intereses del mundo … Pero hay que seguir adelante para llegar a comprobar si también en lo pequeño esta lo grande. Una casi pagina diaria es muy poco pero me es imposible evadirme de la sensación de que si avanzo más deprisa, terminaré fuera del mejor equilibrio de pensamiento.

Una ignota pulsión me mueve a escribir, otra aún mas desconocida me invita cada día a frenarme, a acompasar siempre mis ideas, con el momento en que estas están plenamente ordenadas dentro de mi.

Ayer en “le Soir”, tácitamente se ponía en guardia el país frente a la re-unificación alemana. Se daba como un hecho el que los republicanos fascistas del ex SS Schönhuber ganaran las elecciones el Alemania Oriental, llena por ende de jóvenes neo nazis dispuestos a todo. Tanto si esto fuera verdad como mentira. !Qué mezquina me parece la idea de Europa en estos periodistas de tres al cuarto! Una Europa en la que los grandes se llenan de buenas palabras (para) con la idea, siempre que esta “idea” sea la suya.

Escribir utilizando citas ajenas a modo de gran mosaico es difícil, Me gustaría escribir al estilo “gran espíritu” de Michelet pero es imposible, prefiero encubrir mi pensamiento tras un mosaico por mi mismo elegido pacientemente aún estando siempre expuesto a que los pensamientos externos disturben la dirección del tuyo.

13 de Diciembre 1989

Cielo gris de nubes muy bajos. Fina lluvia casi imperceptible. Los jardines húmedos tras mi ventana,

unbenannt9.jpg

con los árboles pelados pero llenos de una gran cantidad de pájaros que me son completamente exóticos: desde grandes cuervos, grajos, garzotas, palomas y tórtolas, pasando por gorriones, estorninos (creo que son) hasta diminutos pajaritos de preciosos colores. Muchos otros que no diferencio. A eso de la una, después de tomar un bocado y una ducha enseguida, entro en mis despacho. El día como mi corazón: gris. Pienso de momento con cuantos temas no nos acercamos a un ideario. Ya sea por olvido, ya por pereza, ya por encubrimiento. Nunca hablo de la edad – estoy próximo a cumplir los cuarenta y cinco (no es verdad, porque tiene cumpleaños el 13 de septiembre – o sea faltan 9 meses!) – me he mirado al espejo después de la ducha. Me encuentro muy joven, con todo el pelo sin canas y aunque la barba blanquea ya por los lados –  muy fuerte aun … no escribir sobre un tema no significa no pensar en él sino pensar a otro nivel. Pues bien, es ese “otro nivel” el que hay que compulsar a menudo para saber si no es una trampa desoírlo (desoír el tema, creo).

12 de diciembre 1989, martes

 

Es tan amplio, tan natural, tan esperanzador el movimiento democrático de la Europa oriental que te sientes avergonzado de no haber previsto algo así, de hacer apoyado mentalmente su necesidad para el equilibrio mundial. Pero que poco sabemos de la “suite” de todo este movimiento, que difícil es la consciencia para la multitud de variantes que cada una de las implicaciones puede dar.

 

Quisiera hacer de este diario el más interesante el más sincero testimonio de un ser pensante de sus angustias y alegrías, de su pensamiento y lecturas. Lo mas alegado posible de la retorica y del autobombo, de trampas y correcciones para dar buena imagen. No es nada fácil. La agudeza de un punto de vista no es la misma cosa que la agudeza de su expresión.

Quiero sobrevivir, desde luego, en la memoria de las gentes, pero quiero mucho más estar de acuerdo conmigo mismo, ser libre en mis decisiones y pensamiento, así como encontrar los registros de contacto de mi alma con la de los otros. Y no es nada fácil.

10/11 de diciembre 1989

 10 de diciembre 1989, domingo mediodía

En Strasbourg, los presidentes reunidos, amicales, traquilizadores, nos devuelven la seguridad que todo está bajo control, que las cosas funcionan – aunque solo fingen organizar las cosas, ser los organizadores del orden – me temo que el mundo esta otra vez en fase inestable, buscando seguridades imposibles fuera de las personales.

Ayer en Aquisgran (Aachen), a donde fuimos simplemente a dar una vuelta y comprar tabaco me preguntaba escrutando el inmenso gentío que había en la calle, a que partido a que secta, en que tipo de segmento de seguridad se apoyaban los rostros anónimos que se cruzaban conmigo. De todas clases, de todos los gustos, pero respondiendo a tropismos más o menos iguales, formando infinitas minorías, deseosas en un momento dado, de formar mayorías intolerantes, insaciables.

Leyendo anoche sobre San Nicolas en Santiago de la Vorágine me quedé asombrado viendo cómo los cristianos, en un momento dado, de perseguidos sectarios, habían pasado a ser despiadados perseguidores. La luminosa Venus de los clásicos convertida así en bruja envenenadora e incendiara, perdiendo en su vano intento de resistir a la marea cristiana, no sólo a sus seguidores, sino su mismo árbol sagrado, condenada a vagar en los pocos libros salvados de la hecatombe del mundo antiguo.

Cine: Black Rain, como cualquier serie americana de policías buenos-brutos casi al limite de la ley …y luego la mafia en este caso japonesa, para hacer un ambiente más exótico. Pero que bien saben filmar estas cosas. Imbatibles con la trama, lo escruto del relato y con la cámara (??). Ahí reside su fuerza.

De cómo quien habla fuerte y decidido acaba por ser escuchado, aunque el que habla bajo tenga razón. Íbamos hacia el cine Christa y yo. Un coche se paró a nuestro lado y nos pregunta por una calle. Christa lo sabe muy bien cual es y lo explica con poca voz, yo interpretando su tono como duda, les trazo claramente otra posibilidad de llegar y me hacen caso. Cuando C. me saca del error ya es tarde, los he perdido por mis explicaciones autorizadas y seguras.

La gente quiere seguridad y así han sido posibles Hitler y demás dictadores: hablaban más fuerte y más seguro.

Por segunda vez desde que estamos en Bruselas, un muchacho joven se nos acerca en la cola del cine para que le compráramos dos entradas. Tras mirarnos rápidamente yo le he mandado a hacer cola como todo el mundo. El chico estaba rojo y denusdado de vergüenza. Christa y yo nos hemos sentido muy mal lo que no nos pasó otra vez en que los peticionarios eran una pareja muy segura de sí y verdaderamente petulante. Ante estos casos hay que tomar una salida rápida. C. no la veía, se sentía mal por el chico, incluso no quería entrar luego al cine avergonzada de ser vista por el. “Le hemos traumatizado” – exclamaba -. Está clara la cosa. Es molesto que alguien quiera colarse mientras otros esperan. Puede llegar a indignar. Ahora bien, ante la opción drástica de impedirlo a toda costa por ética, prefiero guardar mi ética para mi y permitir que otros se cuelen. La cosa no merece al mínimo disgusto.

(Me acuerdo muy bien de esto y de la vergüenza que pasé – no me enteraba del film)

Comienzo a leer, con no demasiadas ganas y casi por azar, “L’Histoire de la Révolution francaise” que Christa confundió al comprar por la Historia de Inglaterra de Macaulay que es el que yo hubiera querido. No importa, no está mal en este momento de fin del Bicentenario, dar un repaso a tal momento.

(segunda anotación por parte mía: nunca, pero nunca he acertado con un regalo. Me equivoqué siempre, o sea nunca le gustó lo que le compré . Al final: actuabamos con vales! o nada! – pero pienso que en el fondo no le gustaban los regalos!)

11 de Diciembre 1989

Malos son siempre los lunes para el trabajo. Pago en ellos la desconexión obligada del fin de semana, así como los deseos imperiosos de tener entre las manos el “País” del domingo al fin.

 

Los comunistas apaleados prácticamente en la DDR. Increíble. Ni los taxis, ni las tiendas quieren verlos. Escupidos sus hijos en las escuelas. Tampoco se atreven a llegar en coche al congreso.

T. Savater en el tema de los foulards islámicos, y me gusta El Pais del 9 Dec. 1989, “Las hogueras de Voltaire”. No se puede exagerar con el laicismo de la escuela hoy como hace 100 años. Es la democracia la que debe convencer a todo tipo de fundamentalista: “Pero uno de los poderes de la democracia, que es racional y hedonista, es la “seducción”, y en ella hay que confiar más que en la fuerza.”

Decir la verdad, mostrarse de verdad ante si mismo como se es – y como uno piensa – es un excelente ejercicio. Viniendo por la calle con los periódicos me he sorprendido a mi mismo alegrándome de los problemas políticos y económicos ingleses. Mi poca simpatía por esta nación, desde luego nace del irracional mas que de problemas directos con ella que jamas he tenido, más bien al contrario. Es un tema en el que debo seguir pensando. Quizá venga de mi educación matizadamente colegial antibritánica. Todas las demás razones que pueda darme creo que nacen de la justificación de un prejuicio.

Odiosa dictadura la que traería aparejada la República de Platón, utilizando hombres y mujeres como cobayas para un proyecto puramente mental. Nociones casi Darwinistas de selección natural, no sólo con respecto a los animales, sino respecto a los hombres. Educación y selección son sus claves que le permiten salvar todos los obstáculos.

Curiosos detalles, por otra parte, sobre el amor y sobre los gimnasios en la Grecia antigua.

8 de diciembre 1989 – viernes

 El Eulenspiegel, que leo cada mañana durante una hora, va a más. Muy bueno el juicio por brujería de Hans-diablo y Caterina la loca, lejos ya al parecer del pesado peregrinar del Till y su amigo de villa en villa, caminando y bebiendo siempre con los mismos adjetivos.

Los mitos convencen, o mejor, infectan por trasmisión. Las ideas no convencen nunca a quien no acepta la razón como guiá.
Me doy cuenta que mi forma de escribir se podría representar con la imagen del “círculos de aproximación”. Puesto que la Verdad es imposible llegar a conocerla, hemos de acercarnos a ella mediante estos círculos u olas de aproximación que instauren un camino de buen conocimiento. Me planteo un tema, lo analizo desde un punto de vista para luego volver a hacerlo desde otros instalados a partir de la información que tengo. No deben haber ideas previas sino generales.
A pensar en los verdaderos políticos, en los llamados “animales políticos” como caja de resonancia de las aspiraciones populares, a la vez que impulsores de estas. Pienso en Mitterrand y en la sutil variación en pocos días de su pensamiento respecto a la unificación de Alemania. En el curso de pocos días a pasados de manifestarse en el tema “de acuerdo y sin temores” a, estar prácticamente en « desacuerdo” cuando el encuentro de Kiew con Gorbachev.

Aquí os regalo  un comentario 

del 25 de octubre 1989 ( o sea: 15 día antes de la caída del muro)

… Cena muy curiosa ayer en casa de Edith y Fred. La mezcla de personajes y conversaciones total. Curiosos tipos en cualquier caso.

Un polaco, que ayuda aquí a Edith, nos habló un poco de la situación allí. Salvo comida no hay de nada, todo está en el más absoluto caos. Pero están llenos de esperanza de que algún día la situación llegue a normalizarse.

Nunca, nunca, ni en los peores momentos del régimen han creído en él – como ocurre o ha ocurrido en Alemania Oriental – y siempre se han mostrado críticos con la permisividad del régimen. Tienen en Occidente un fuerte complejo, piensan que se les desprecia (y es curioso porque hacen personal, como ocurría con la España de Franco, la situación del país.)

1...4546474849

Berlin im Winter

berlin abend

Aktuelles in Berlin

Berlinische Galerie - Kunst der Novembergruppe Hamburger Bahnhof - Museum für Gegenwart - Berlin MALER. MENTOR. MAGIER. Otto Mueller und sein Netzwerk in Breslau Kolbe Museum - Zarte Männer

Archives

Visiteurs

Il y a 2 visiteurs en ligne

Instagram

Suivez-nous

Besucher


LES PEINTURES ACRYLIQUES DE... |
ma passion la peinture |
Tom et Louisa |
Unblog.fr | Créer un blog | Annuaire | Signaler un abus | L'oiseau jongleur et les oi...
| les tableaux de marie
| création